3 maneras de conseguir el Bacon Crujiente

Aquí tienes 3 maneras de lograr un bacon crujiente para servir con huevos, o en platos como ensaladas o sándwiches. Cada una de las elaboraciones que te recomendamos son válidas como para bacon en lonchas como en taquitos.

El bacon ya preparado se puede mantener en un hermético en la nevera a lo largo de diversos días, listo para consumir en gélido en ensaladas o decorando platos, o para recalentar sutilmente en platos donde es preferible que se encuentre caliente.

Bacon Crujiente en el microondas.

Es el procedimiento que te proponemos por su velocidad y sencillez, y además el papel de cocina que usamos absorbe parte de la grasa del bacon.

Colocamos el bacon entre hojas de papel de cocina utilizando al menos 2 hojas por debajo y 2 por encima. Prensamos con las manos y programamos 2 min a 800 W.

Si no te convence el resultado, cambia el papel y cocina 1 minuto más.

Bacon Crujiente en el horno.

Se debe colocar el bacon a ser viable sobre una rejilla, y en su defecto de manera directa sobre papel de horno. y cubrir con papel de aluminio. Ponemos el horno con calor arriba y debajo a 200º C. En 15-20 va a estar dorado y crujiente.

Bacon Crujiente en la sartén

Te proponemos que no agregues más grasa que la del propio bacon. Usa una sartén antiadherente y pon el bacon una vez que la sartén se encuentre gélida. Ponemos a fuego medio. Tapamos la sartén para eludir que la grasa salte. Una vez que la grasa del bacon inicie a ponerse transparente le proveemos la vuelta y esperamos hasta que el bacon disminuya su tamaño y se ponga crujiente y dorado.

Lo dejamos escurrir un rato sobre papel de cocina para que absorba la grasa sobrante.

VOLVER AL INICIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.